Por qué relajan más unas vacaciones cerca del mar

Posted by 100x100
Category:

Sabemos que, por muchos meses de rutina que nos queden hasta las próximas vacaciones, no podéis dejar de imaginar vuestro próximo destino. Seguro que es imposible llevar la cuenta de la de veces que se os ha pasado por la cabeza cuándo llegarán esos días de descanso, de relax, de sol y de playa. Exacto, playa. Porque, aunque estamos rodeados de multitud de lugares increíbles que no tienen por qué estar cerca del mar, seguro que en vuestras vacaciones ideales siempre hay algo de playa. No es casualidad que nos sintamos atraídos por el mar ¿Quién puede resistirse al sol, a brisa, la arena cálida y el agua cristalina?
Las virtudes de visitar la playa van más allá de esa sensación de paz que nos produce pisar la arena. De hecho, existen varios estudios que ponen de manifiesto que estar cerca del mar es bueno para nuestra salud física y mental. Si todavía no estáis convencidos de los beneficios de elegir la costa como vuestro próximo destino vacacional, seguid leyendo porque os sorprenderá lo bien que os puede llegar a pasar elegir un hotel cerca de la playa.
DEJA QUE LAS OLAS SE LLEVEN EL ESTRÉS
La sensación de estar alcanzando la paz interior cuando estamos cerca del mar no es subjetiva, sino que son muchos beneficios psicológicos que este paraje nos ofrece. El mar es un elemento calmante del estrés y la ansiedad. Su rubor y su brisa son tan placenteros que ayudan a que se incrementen nuestros niveles de serotonina a la vez que se reducen los de nerviosismo. Contemplar el horizonte durante un bello atardecer nos produce sensaciones muy agradables que ayudan a equilibrar nuestras emociones y a sentirnos más alegres.
Pero la brisa marina y la relajación de un buen baño no sólo nos hace felices, también nos hace descansar mejor. El aumento de la serotonina también nos ayuda a conciliar mejor el sueño. De viene lo de que el mar recarga las pilas, en realidad aumenta la calidad de nuestros momentos de descanso. El ritmo del día a día es demasiado frenético, vivimos con prisa el día a día y no caemos en la verdadera importancia del descanso. Sin embargo, de vacaciones en la playa ocurre lo contrario, dedicamos el tiempo a pasear, bañarnos y conectar con nuestro interior desde un punto mucho más tranquilo.
El mar, y la naturaleza en general, también nos ayuda a conectar con nuestro cuerpo y nuestra mente. Las preocupaciones se hacen más pequeñas y nuestra mente se descarga. Esto nos ayuda a ser más consciente de nuestro cuerpo y nos empuja a la realización de ejercicio físico. Jugar a las palas, al voleibol, caminar o correr por la playa, bucear o hacer yoga se convierten en ejercicios mucho más atractivos cuando se está cerca del mar.
POR QUÉ EL CUERPO TAMBIÉN NOS PIDE PLAYA
Ahora que sabemos lo bien que le viene a nuestra mente estar cerca del mar, profundicemos en ese apartado físico que acabamos de adelantar. Cuando nuestra mente está bien, nuestro cuerpo está bien. Por tanto, si el mar nos hace sentir psicológicamente bien también hará que nuestro cuerpo se sienta bien. Como ya hemos nombrado, en la playa nos sentimos más activos y parece que no nos cuesta nada practicar un poco de ejercicio. Sin embargo, hay otras ventajas del agua del mar relacionados con un aporte de salud.
Por ejemplo, la propia relajación de los músculos cuando estamos dentro del agua. En el agua nuestra sensación de peso es mejor, flotamos y eso hace que nuestros músculos se relajen y no se esfuercen en mantenernos en pie. Además, el vaivén de las olas también nos genera una sensación agradable, como un masaje cortesía de la naturaleza. Lo mismo sucede con ese masaje en los pies cuando pisamos la arena de la orilla y se nos entierran los dedos ¿No os encanta?
Seguro que también has oído hablar de los beneficios respiratorios de la brisa marina. En parte se debe a la humedad que ayuda a la expulsión de mucosa y otros agentes que dificulten la respiración. De hecho, para personas con problemas respiratorios, con alergias o con catarros es recomendable visitar zonas costeras. Igualmente está aconsejado para los que sufren problemas de articulaciones, bañarse en el mar mejora la agilidad articular y reduce los dolores.
Hasta nuestra piel sabe que el mar es lo mejor que hay para la regeneración y la cicatrización de las heridas. También influyen las vitaminas que el mismo sol nos hace llegar cuando estamos en la playa. Cuando nuestra piel se expone al sol produce vitamina D. Este nutriente contribuye al fortalecimiento de los huesos. Sin embargo, no hay que olvidar que el sol debe tomarse siempre con precaución, nunca en las horas centrales del día y después de habernos puesto protección solar.
Con todos los beneficios que hemos nombrado de pasar unos días cerca del mar ¿A quién no le apetece reservar sus próximas vacaciones en un hotel de Tarifa? Tarifa es playa por excelencia y el Hotel 100% Fun se encuentra ubicado a escasos metros de la Playa de Valdevaqueros. Contáctanos para hacer ya tu reserva y no te quedes sin todas las ventajas que te ofrece el mar.

Deja un comentario

es_ESSpanish