100% Fun Hotel in Tarifa

Lesiones más frecuentes en deportes acuáticos

En artículos anteriores hemos hablado muchísimo acerca del Kitesurf, trucos, consejos, e incluso guías de compra.  Hoy sin embargo, hablaremos de algo bastante frecuente entre los  que practican deportes acuáticos y que tiene fácil solución: las lesiones.

 

Ante de realizar cualquier tipo de deporte, todos conocemos la importancia de calentar  y de realizar una serie de estiramientos previos que nos ayuden  a prevenir lesiones de mayor o menor grado.

Por supuesto, la alimentación e hidratación es fundamental que esté presente en todo momento para ayudar a que tu cuerpo y organismo se recupere lo antes posible del esfuerzo físico.

 

Estiramientos adecuados previos

Para evitar las lesiones acuáticas, antes de realizar el deporte podemos hacer una serie de estiramientos para calentar y prevenir las lesiones.

 

Recomendaciones para evitar lesiones

 Haz correctamente  los ejercicios en el agua, no tengas prisa para terminarlos lo antes posible. El entrenamiento es una parte muy importante del deporte, ya que te  permite preparar los músculos antes de la actividad.

 

Además, disminuye la probabilidad de caer en contracturas musculares. A veces aparecen por la utilización excesiva y prolongada de los músculos.

 

Por ello, es recomendable empezar a calentar con un poco de cardio y acto seguido centrarse en los movimientos que realizarás  en el agua. Presta especial atención a las articulaciones inferiores y superiores que son las que más probabilidad tienen de lesionarse.

 

No olvides trabajar la columna, en especial la estabilidad.  En la gran mayoría de los deportes que se practican en el agua la columna es la parte que más sufre en este deporte.

 

La mejor manera para prevenir esto es reforzar esa zona trabajando con balones inestables, ejercicios para los hombros y los brazos y ejercicios de flexibilidad lumbar.

Una buena alimentación e hidratación ayudará a evitar estas lesiones por que tu cuerpo tendrá mayor resistencia, mayor fuerza y por tanto mejor salud.

Aunque la actividad se desarrolle en un ambiente acuático, no olvides hidratarte correctamente. Vas a permanecer mucho tiempo bajo el sol y al aire libre y ahora más que nunca necesita hidratarse.

 

Respecto a la alimentación será adecuado ingerir alimentos ricos en hidrato de carbono y que no tengan mucha grasa. Además recuerda ingerir estos alimentos tres o cuatro horas antes de practicar el deporte.

Mucho cuidado con las lesiones previas. Si ya has tenido alguna lesión importante, es fundamental que escuches a tu cuerpo. No fuerces tu cuerpo bajo ningún concepto, porque puede ser peor el remedio que la enfermedad. Tómate el tiempo que sea necesario para recuperarte. La salud siempre es lo primero.

Por último el descanso, es absolutamente fundamental. Tu musculatura y tu cuerpo necesita un período de recuperación tras realizar un esfuerzo físico.

 

Lesiones más frecuentes con el deporte acuático

 

1.  La fuente primera de lesiones son en las articulaciones inferiores y es que acaparan un 40% de lesiones totales cuando se practica deporte:

 

- Esguince de tobillo.

- Distensión de ligamentos.

- Fracturas.

- Contusiones óseas y heridas.

- Condropatía rotulianas.

- Meniscopatía.

- Rotura del ligamento cruzado anterior.

2. En las extremidades superiores se produce un 18% de lesiones.

 

- Luxación de hombro.

- Epicondilitis.

- Contusiones óseas y heridas.

- Luxación del pulgar.

 

3. Lesiones en el tronco y cabeza se producen entre un 16% y un 18%.

 

- Contracturas.

- Osteocondritis.

- Latigazos cervicales.

- Contusiones óseas y heridas.

- Lumbalgia.

Importancia de los estiramientos después de practicar un deporte

 

Una vez finalizada la realización de la actividad, es imprescindible estirar y enfriar los músculos que han surgido un buen desgaste. Están en pleno proceso de contracción y expansión por lo que necesitan un proceso medio para volver a su estado normal.

 

Estaremos reduciendo la tensión muscular, mejorando la postura y prevención de lesiones, y nos ayuda a tener mejores movimientos como mejorar la circulación sanguínea.

 

Los expertos recomiendan que los estiramientos sean lo más amplios posibles pero sin que nos hagamos daño, y que es importante que estemos en la postura un máximo de tiempo estirando entre unos 15 y 30 segundos y que no pasemos de ese punto porque podríamos provocar lesiones.